I Vino y Tapas de España

La inauguración de la serie “Vino y Tapas de España”, organizada por la Casa de España en Taiwán, inició su andadura el 11 de abril de 2015, en “Le Sommelier”, Tianmu, Taipéi, con la asistencia de 40 personas, a pesar de la lluvia que reinaba ese día en Taipéi.

Esta actividad ha estado coordinada por José Miguel Blanco, Ana Palazuelos, Francisco Pérez, Iñaki Torrecillas y Jorge González, que ayudaron en la preparación de las tapas y en la difusión del evento.

El ambiente durante las más de cuatro horas en que estuvimos reunidos fue excelente y los vinos elegidos, de la Bodega Solorca de Ribera del Duero, y las tapas preparadas fueron del gusto del respetable. Se pudieron degustar quesos de Toledo, ofrecidos por el empresario Francisco Plaza, y las tapas previstas: queso, chorizo ibérico, paté, salmón ahumado y tortilla de patatas, a la que se añadió ensalada de tomate, pimientos del piquillo y callos. Se rifaron tres botellas de vino que acabaron en las manos de Estela Wen, Rebecca Liang y Santiago Rupérez.

Cuatro estudiantes de Tamkang y amigos ya de la Casa de España (Francisco, Julio, Magdalena, Valentín) ayudaron en la preparación de las tapas y en la atención y recepción de invitados y en el cobro del importe de la actividad. ¡Muchísimas gracias a todos! Muchísimas gracias a los que nos ayudasteis en la organización y a los que participasteis en la actividad. Esperamos que lo pasarais fenomenal.

Falleció el Socio de Honor de la Casa de España y sinólogo e hispanista Padre Fernando Mateos, S.J.

El día 20 de abril de 2015, personas de varias nacionalidades rindieron homenaje en su funeral, celebrado en la capilla del Tien Center de Taipei, al jesuita sinólogo e hispanista extremeño Fernando Mateos Bacas, nacido en Cilleros, Cáceres, adalid de la enseñanza del español en la isla y pionero en los diccionarios de chino para hispanos del siglo XX.

"Falleció el 11 de abril, a los 95 años de edad, y nos legó a todos un ejemplo de dedicación total a su labor misionera, siguiendo al pie de la letra la voluntad de Dios y sacando adelante tareas de gran dificultad", dijo a Efe su compañero Andrés Rábago, jesuita gallego, médico y profesor de 98 años.

Fructífera variabilidad en el Club del Vino

El pasado domingo 15 de marzo los ilustres damas y caballeros del Club del Vino y de la Mesa Redonda nos reunimos, una vez más, en nuestra amable sede, el restaurante italiano Sabatini, de Taipéi, con la intención de catar y dar a conocer nuevos vinos.

Poco a poco fueron llegando los asistentes, el presidente Santiago Rupérez, siempre de los primeros, por supuesto, y así, empezamos con su discurso, "In vino amoris gaudium" (ver archivo).

Homenaje a Manuel Bayo en la Universidad de Fujen

14 de marzo de 2015

El Departamento de Español de la Universidad de Fujen junto a la Casa de España y con el apoyo de la Cámara de Comercio de España en Taiwán, organizó el día 14 un emotivo homenaje al que durante muchos años fuera maestro del saber y de la vida en la católica universidad taipeña, Manuel Bayo, por el 10º aniversario de su fallecimiento.

Reportaje en el programa "Galería cultural" de Radio Taiwán Internacional:

http://spanish.rti.org.tw/audioHighLights/?recordId=12463

Comida de Navidad de 2014: entrañable y vital

El pasado 13 de diciembre, sábado, se celebró en el restaurante Hola, en Kaohsiung, la Comida de Navidad de la Casa de España en Taiwán, una actividad que va trazando entre los miembros de la asociación, año a año, una tradición, un encuentro, un modo de festejar una de las fiestas mayores del calendario hispano.

Diferentes y diversas personas viajaron hasta Kaohsiung desde alejados enclaves de la comunidad taiwanesa para reunirse alrededor del menú que había preparado con esmero, Ángel Martos, dueño del restaurante Hola y socio de la Casa de España. En el citado menú sobresalió el plato principal, que redondeó la excelente comida y que satisfizo sobremanera a todos los comensales, es decir, al respetable público; ya que, en toda comida, todo restaurante y su cocinero se la juegan. Dicho plato consistió en la elección entre entrecot de ternera a la plancha, cochinillo a la segoviana o dorada a la sal. El listón se situó en todo lo alto. La comida estuvo acompañada, como siempre, de buen vino; en esta ocasión, un rioja, crianza.