Palabras de bienvenida del presidente

 

 

 

Queridos amigos:

En primer lugar, quisiera dar las gracias a todos los asistentes por su presencia en esta 1ª Asamblea General Constituyente de nuestra Casa de España en Taiwan.

Después de más de un año de trabajos y preparaciones, hemos llegado al último paso para obtener el reconocimiento oficial del Ministerio de Interior en Taiwan, y poder constituirnos oficialmente en una asociación. En este proceso ha trabajado un grupo de socios, a quienes quiero dar especialmente las gracias, ya que sin sus esfuerzos no estaríamos hoy aquí.

COMIDA HOMENAJE A LOS PADRES JESUITAS RÁBAGO y MATEOS

Una vez terminada la Asamblea y con la Casa de España recién constituida, tuvo lugar una gran comida popular allí mismo. El menú, preparado por los mejores cocineros españoles de Taipéi, consistió en:

Crónica de la Asamblea General Constituyente, 9 de mayo de 2009

La mañana del sábado 9 de mayo se celebró la Asamblea General Constituyente de la Casa de España en Taiwán en la Facultad de Lenguas de la Universidad Fujen, en Taipei.

Consejo de Administración

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

Álvarez Méndez-Trelles, José Ramón (Presidente Honorario)

Blanco Pena, José Miguel

Campos Cañizares, José (Presidente)

Camps Palau, Joan

González Martínez, Jorge Marcos

Izquierdo Fernández, Iker

Li, Shu-ching (Luisa)

Lin, Tzu-ju (Azucena)

Pérez Expósito, Francisco Luis (Vicepresidente)

Ramos Abreu, José

García González, Daniel

Rubio Lastra, Miguel (Secretario)

Rupérez Durá, Santiago Miguel

Riutort Cánovas, Antonio

Witton-Davies, Giles

 

CONSEJO RECTOR

Gutiérrez Corona, Moisés

Yang, Lucía

Lee, Lidia

Matthes, Markus

Shiao, Yu-fen (Catalina)

 

 

 

Semblanza de los homenajeados

La vida es un misterio. Hemos oído con tanta frecuencia esta afirmación que, no es extraño que se nos Andrés Díaz de Rábagoescape el verdadero significado de sus dos extremos: vida y misterio.

En la tarde del pasado día primero de mayo, pasé varias horas en el “Tien Educational Center” conversando con dos compatriotas nuestros de sencilla apariencia, pero de una vida sorprendente. Unos minutos antes de las cinco y media de la tarde, sonó el teléfono móvil del jesuita gallego P. Andrés Díaz de Rábago: “Padre, no se olvide que la Misa empieza en un par de minutFernando Mateos Bacas, S. J.os”.

Andrés tuvo que dejarnos y continué conversando por un rato más con el otro jesuita, el extremeño P. Fernando Santiago Mateos Bacas. Se hacía tarde. Fernando me acompañó hasta el coche y como quien no puede aguantarse por más tiempo, me pregunta: “¿Por qué Andrés nos ha hablado de esa forma tan enérgica sobre el incidente de ‘Tien-An Men’?”