El pasado domingo 31 de mayo tuvo lugar en Taipéi la VII Asamblea General de la Casa de España en Taiwán, a la que siguió la tradicional comida de fraternidad. Durante el encuentro, celebrado en el restaurante de tapas Vivo, se eligió al nuevo presidente y al resto de los componentes de los órganos directivos de la Asociación para los siguientes tres años.

El acto comenzó pasadas las 11:30 de la mañana, con la asistencia de una veintena de socios. En primer lugar tomó la palabra el Presidente saliente, José Ramón Álvarez Méndez-Trelles, quien dio la bienvenida a los presentes y explicó que, de acuerdo con los Estatutos de la Casa y una vez agotado su segundo mandato consecutivo, había que elegir a otro presidente e inaugurar así una nueva etapa de la Asociación. Aprovechó también la ocasión para agradecer a todos su apoyo durante estos últimos seis años, de manera especial a quienes han venido colaborando más activamente en las diferentes tareas y actividades. Destacó, así mismo, la excelente relación mantenida hasta ahora con la Cámara de Comercio de España en Taiwán expresando, al mismo tiempo, su deseo de que esta cordial y fructífera cooperación continúe en el futuro. También tuvo un sentido recuerdo para Rafael Comesaña Angulo, principal impulsor de la Asociación y sin cuyo tesón ésta no habría podido nacer. A la conclusión de sus palabras recibió una calurosa y prologada ovación por parte de todos los asistentes.

 

Seguidamente, se procedió a elegir tanto al nuevo Presidente como a los miembros de Consejo de Administración y del Consejo Rector para el siguiente mandato. Como resultado de la votación, y entre los aplusos de los asistentes, José Campos Cañizares, hasta ahora Secretario de la Asociación, se convirtió en el nuevo Presidente, y Miguel Rubio Lastra, en el nuevo Secretario. A continuación, pasados ya los trastos al nuevo Presidente, éste salió al ruedo para agradecer a los socios allí presentes la confianza depositada en él, y a José Ramón Álvarez, la labor realizada durante todo este tiempo.

Posteriormente, el propio José Campos, en calidad de Secretario saliente, pasó a explicar los puntos restantes de la guía de la VII Asamblea. En primer lugar, el informe del Consejo de Administración sobre el ejercicio 2014-2015, que recogía las numerosas actividades y gestiones realizadas, el plan de actividades futuras, el balance de ingresos y gastos y el presupuesto para el siguiente ejercicio. En la documentación repartida también se presentó la lista actualizada de socios, los miembros del Comité de Trabajo y el organigrama de funciones de la Casa. Todo lo cual recibió el beneplácito de los atentos oyentes.

Hacia las 12:30, concluida la Asablea General propiamente dicha, los asistentes, que para entonces ya éramos una treintena, nos dispusimos a degustar el espectacular menú preparado para la ocasión por Sergio Lahora Cruz, chef barcelonés del restaurante Vivo. La majestuosa procesión gastronómica comenzó con una sabrosa tortilla de patatas española y culminó con un delicioso chocolate con churros, y consistió toda ella en una mágica sucesión de tapas, pinchos y raciones con auténtico saber español que dejó encantados a los comensales. Para acompañar semejante despliegue culinario, la Casa de España aportó, como viene siendo habitual, un vino tinto a la altura del menú: Homenaje 2012, de Bodegas Marco Real (Olite, Navarra), que también causó una magnífica impresión entre los comensales.

Los aplausos afloraron de nuevo hacia el final de la comida, al ver aparecer en el salón a Borja Rengifo Llorens, Director de la Cámara de Comercio, acompañado del Padre Andrés Díaz de Rábado, ambos socios honorarios de la Casa, que una vez más no quisieron perderse la oportunidad de departir con todos en tan especial ocasión. También hubo tiempo para agradecerle públicamente al ocupado chef del restaurante, Sergio Lahora, el esmero, la mestría y la generosidad puestos en la preparación del menú.

Aunque poco a poco la gente se fue yendo a su casa, un grupo irreductible de amigos nos quedamos apurando las últimas copas, los cafés y la tertulia hasta que, al filo ya de las cuatro de la tarde, nos dirigimos hacia La Mesa, otro restaurante de tapas local con aire español cercano a Vivo, para acabar la jornada con un inmejorable sabor de boca.

En fin, estamos seguros que con el apoyo de todos –y organizando comidas como las del pasado domingo, dicho sea de paso– el nuevo mandato presidencial resultará al menos tan fructifero y exitoso como los dos anteriores. ¡Suerte y al toro, maestro!

 

José Eugenio Borao mostrando el libro Recovering the Past of Jilong. New archaeological findings from Heping Island of Nothern Taiwan (Taipéi: SMC Publishing Inc., 2015), del que es uno de los editores, junto a Miguel Rubio, José Campos y María Antonia García.