El día 1 de junio de este año 2014, se celebró, en el Restaurante Mvsa de Taipéi, la VIª Asamblea General de la Casa de España en Taiwán.

Este año nos ha visitado la cónsul general de España en Manila, Pilar Villanueva Romero, que nos acompañó en la reunión y comida, y nos expuso brevemente el ámbito de las atribuciones de su consulado para la colonia española, ya que Taiwán está bajo la jurisdicción de Manila. Agradecemos a la cónsul su interés por conocer mejor a la gente y el trabajo que, en diversos aspectos de la vida taiwanesa, realizamos aquí los españoles, y esperamos verla de nuevo entre nosotros.

En la asamblea también habló el director de la Cámara de Comercio de España en Taiwán, Borja Rengifo Llorens, que aparte de ser socio honorario de la Casa de España, siempre ha mostrado su apoyo y colaboración con todas nuestras actividades.

En las palabras de presentación, informes y cuentas del año 2013, el presidente, José Ramón Álvarez, advirtió a los socios de que este es el último año del actual mandato del Consejo de Administración y Consejo Rector, y que para la próxima asamblea habrá que elegir nuevos directivos, incluido el presidente. En los años que llevamos de funcionamiento han ido llegando a Taiwán bastantes españoles y es una buena ocasión para que gente nueva y animosa participe en la directiva. Animamos a todos para que, en este año y hasta la próxima asamblea, presenten sus ideas y candidatos para que nuestra Casa siga adelante mejorando de año en año

La asamblea este año estuvo bastante concurrida y, como es costumbre en las actividades de la Casa, se desarrolló en un excelente ambiente de amistad, cordialidad y buen humor. Durante la asamblea se presentaron los libros que la Editorial Catay lleva publicados, y se regaló, como de costumbre, la revista Encuentros en Catay, nº 27 correspondiente al año 2013, y que desde el año 2010 se publica bajo el patrocinio de la Casa de España en Taiwán.

El local del piso bajo del Resturante Mvsa fue el lugar ideal para la asamblea, y después de la sesión disfrutamos de una buena comida española preparada por dicho restaurante, y acompañada de un buen vino de Rioja que ofreció la Casa de España a los comensales.

Y por supuesto no faltaron los niños que como siempre nos alegran estas reuniones, nos hacen más jóvenes y nos dan ánimos para seguir haciendo de nuestra Casa una proyección en Taiwán de nuestra vida y cultura hispánicas.

Gracias a todos los asistentes y socios.