El viernes 13 de Abril de 2013 tuvimos el placer de participar en una cata de vinos españoles en el Soul Café, en Kaohsiung. Fue una noche maravillosa de buen vino, buena comida, buena compañía y una experiencia enriquecedora para todos nosotros. Ya al final quedó muy claro que todos nos lo pasamos muy bien.

 

 

 

El evento empezó con una lección en el tema de la mano de José Campos, español y gran aficionado al vino. Nos hizo una introducción sobre cómo se elabora el vino, las bases para poder distinguir las características de un vino, y qué es lo que significa apreciar un buen vino. El objetivo de beber vino, nos dijo, no es emborracharse sino disfrutar de la vida.

 

Se nos ofreció catar tres vinos diferentes, todos ellos tintos, de los que el Sr. José Campos examinó uno por uno. Los vinos escogidos fueron un Vilosell de 2008, de Costers del Segre, un Hécula de 2009, de Yecla, y un Marqués de Cáceres de 2008, de la Rioja. Pudimos apreciar las sutiles variaciones en el color, el aroma, y el sabor de los tres vinos, explicándonos, el conductor de la cata, cómo está todo relacionado con el tipo de uva escogido, el tiempo de crianza, y otros factores de producción.

 

Durante la noche, las explicaciones fueron traducidas del español al chino por Joan Camps, uno de los encargados del Soul Café, quien hizo una labor encomiable en las traducciones a pesar de no ser el chino su lengua nativa. También facilitó las traducciones de nuestras preguntas del inglés al chino y viceversa porque las tres lenguas tuvieron representación en la cata.

 

Los vinos fueron espectaculares, el pan y el queso, que al final de la sesión acompañaron a los caldos, estaban deliciosos, y la charla, y las discusiones fueron muy ilustrativas. Todos estamos esperando la oportunidad de poder asistir y participar en una nueva cata de vino muy pronto. ¡Gracias Soul Café!

 

Evan Centanni, estudiante estadounidense.