Cena y música en noche atlética

El pasado 14 de Noviembre se celebró una nueva cena de la Peña Atlética Formosa, la segunda del año 2015. Como siempre la cena tuvo lugar en la sede oficial, el restaurante español Hola, en Kaohsiung. En esta ocasión hubo una participación tremenda, pues se apuntaron 41 personas. Se podría decir que la cosa fue seria.

Los de la Peña acudimos todos, como en cada evento. Don José Campos, el presidente de la Peña, saludó a todos los asistentes con unas breves palabras introductorias al acto. Destacó la presencia del vicepresidente Juan Pablo y su futura esposa, Heather; a quienes se les deseó lo mejor en su nueva etapa de esta vida. Por su parte, nuestro tesorero el Padre Prudencio, que según me dijo a mi, ya en petit comité, se había preparado un discurso muy bonito para la ocasión, trilingüe; se despistó y se quedó sin darlo. Es decir, como al Real Madrid en el clásico, le pasó el balón por delante. También asistieron, Txema y Popi, que repartieron mucho juego por ambas bandas, lo cual permitió a los nostálgicos recordar los tiempos de Luis Aragonés y de José Armando Ufarte.

Tertulia y reflexión con Unamuno en Taichung

Escribía Don Miguel, uno de los pocos autores a los que se suele mencionar con el don en la literatura española, a Clarín allá por el año 1895 que “repensar los grandes lugares comunes me hace el arranque de toda regeneración mental, y despreciarlos, la raíz de todo snobismo” (Epistolario a Clarín (1941:65). Este pudiera ser el lema de las tertulias literarias que durante los últimos seis años –a un ritmo de dos anuales- se han venido celebrando en Taichung. La última, el 31 de octubre (sí, Halloween) se dedicó a Del sentimiento trágico de la vida de don Miguel de Unamuno y Jugo. El libro trata, como bien nos podría haber comentado el propio autor, de “esta constante preocupación mía por mi fin y destino. Es tal vez una forma aguda de egotismo. En vez de buscar en Dios busco a Dios en mí” (Diario íntimo, en Obras completas, vol. VII 2005: 338). Y los tertulianos nos sumergimos en ese egotismo unamuniano y exploramos, con él, las distintas propuestas que a lo largo de la historia del pensamiento occidental se habían dado a uno de esos locus communis que tanto obsesionaron al escritor vasco: ¿existe vida después de la muerte?

Armónica cata en el Club del Vino

El día 31 de octubre se realizó en nuestro querido restaurante Sabatini la primera cata de este otoño, un poco tardía. Como sustitutos de Luís Roncero, todavía en España tras la operación a la que tuvo que someterse este verano, y de Catalina Hsiao, quien si no recuerdo mal estaba acompañando ese día a unos militares, probablemente de habla hispana, Domingo, diplomático taiwanés ya con un pie en la hermana República del Paraguay, e Iñaki, veterano miembro de la Cámara de Comercio de España en Taiwán, se unieron a nuestra ilustre ronda de catavinos.

Yuanfang Magazine, conocimiento desde el entretenimiento

Es cierto que, en comparación con las tradiciones de otros países europeos, España carece de una tradición en el campo de los estudios asiáticos. De hecho, entre los siglos XVIII, cuando China inicia su desaparición de las fuentes españolas, y el presente el conocimiento en castellano sobre Asia Pacífico es fruto de un archipiélago de nombres que tienen, en buena parte, el denominador común de haberse formado en el extranjero desde distintas trayectorias vitales. Existe ese retraso pero también, cualquier veterano de este campo, podrá señalar el progreso que los estudios chinos en castellano han dado en la última década. No solo por el incremento de los estudios chinos en España, sino también por el incremento de la presencia de investigadores españoles en las instituciones académicas del mundo chino. La propia evolución de la presencia española en Taiwán, la constitución de la Casa de España y la consolidación de este proyecto asociativo es un buen testigo de ello.

Visita al Museo de Ciencias de Taichung

El domingo 9 de noviembre, la Casa de España en Taiwán y Towa Spanish Language Center organizaron una visita al National Museum of Natural Sciences. Nos reunimos un grupo de 25  personas, entre las cuales había estudiantes, profesores y amigos venidos de varios sitios de Taiwán.

Nuestra guía, Elena Shi (licenciada en español por la universidad de Providence), dio una explicación en español de algunas de las salas más destacadas del museo. Elena ha estado trabajando 25 años en el museo. Sus explicaciones y comentarios fueron muy interesantes y despertaron la curiosidad de los asistentes. Supo responder muy bien a todas las preguntas que se le hicieron. Fue una fantástica ocasión para que los estudiantes de español vieran cómo usar sus estudios en el mundo laboral.