La universidad Providence concedió el día 26 de febrero su máxima distinción honorífica, el doctorado “Honoris Causa” al P. Andrés Díaz de Rábago S.J. (Santiago de Compostela, 1917). El P. Rábago, que ya era doctor en medicina y doctor en teología, lleva 52 años en Taiwán, la mitad de su vida, desarrollando actividades docentes, pastorales y asistenciales. Se ha distinguido en especial por su incansable dedicación a los enfermos y necesitados hasta bien entrada la edad de cien años. En su persona se han aunado la visión del médico, el cuidado espiritual y el calor humano. Siempre lleva cariño, alegría, y esperanza a todas las personas, grandes y pequeños.   

Al recibir el galardón el P. Rábago (赖甘霖神父 en chino) manifestó que en medio del sufrimiento actual causado por la pandemia, ofrece esta distinción a todos los héroes que están en los hospitales de todo el mundo combatiendo el coronavirus, los enfermos y sus familias.

En su emotivo discurso también recordó su época como rector del seminario de Timor Oriental donde tuvo la oportunidad de formar a quienes serían prominentes personalidades del país, entre ellos, el que sería premio nobel de la paz, obispo Ximenes Belo. 

Algunos afirmaban que después del doctorado en ciencias (medicina) y en religión (teología) este tercero es su doctorado en amor y servicio al prójimo.