El pasado 4 de mayo se celebró la cena atlética de primavera en el restaurante Hola de Kaohsiung. En ella participaron nuevos socios de la misma: Natalí, Jassiel, Luciano, Ryan y Pablo. La renovación de socios, dentro de la Peña Atlética Formosa, se muestra con verdadero dinamismo, lo cual asegura un lejano futuro. Como siempre la cena se desarrolló dentro de un clima deportivo en los temas futbolísticos tratados. Se habló de la Champions (todavía no había ocurrido la debacle barcelonista) y de cómo el Atlético de Madrid desperdició una ocasión única de poder plantarse en la final y ganarla en su estadio, para la mayoría de los socios de la peña fue incomprensible la actuación del equipo en el partido de vuelta contra la Juventus. Pareció más normal la eliminación del Real Madrid por medio del Ajax (un combinado que siempre recordará la época de Johan Cruyff). Nadie atisbó lo que iba a suceder en el Liverpool-Barcelona.

Se habló de jugadores antiguos y entre ellos, el elegido este año por el Atlético para ser utilizado como imagen en los carnets de socios: Don José Eulogio Gárate, jugador que militó en el Eibar, el Indauchu y en uno de los mejores onces del Atlético de Madrid, en la mítica época de 1968 a 1976. Donde destacó una de las más genuinas delanteras del Club en su historia, auténticamente mágica: Ufarte, Luis, Gárate, Irureta y Alberto (no se debe olvidar la presencia, en aquellos años, como eje del equipo, desde el centro medular, de uno de los mejores jugadores atléticos de todos los tiempos: Adelardo, soporte indiscutible de su juego). Bien, en especial, se recordó que Gárate fue un jugador elegante, intuitivo, con sentido de equipo, buen rematador de cabeza y con un juego, cuya característica principal consistía en que se abría hacia la izquierda para realizar la entrada en el área y enfocar su participación en las jugadas de ataque, tal como hiciera (Gárate fue un precedente), muy poco después Cruyff, el gran jugador holandés.

La cena acabó entrada la noche, alargándose la conversación en distintos bares de la zona. ¡Saludos atléticos!.