El pasado sábado 23 de marzo tuvo lugar la Cata número 31 del Club del Vino. Hubo ausencias inevitables por asuntos de agenda de algunos de los socios titulares, pero en esta ocasión nos honró con su presencia un invitado especial, Miguel Alfredo Velloso, Director de la Oficina Comercial y Cultural de Argentina en Taipéi.

 

En el reservado habitual del Restaurante Sabatini, los 12+1 afortunados allí reunidos tuvimos la oportunidad de degustar el exquisito menú especialmente diseñado para este evento, confeccionado y cocinado con maestría y presentado y servido de una manera delicada y profesional, así como los vinos elegidos para la Cata del día:

 

  1. L'Avi Arrufi blanco, presentado por Paco
  2. Fagus 2011, presentado por Moisés
  3. Cvne Imperial Gran Reserva 2010, presentado por Daniel

 

Después de los saludos de bienvenida y ya sentados a la mesa el presidente del Club, Paco Pérez, nos deleitó con su tradicional discurso de apertura que en esta ocasión fue algo más breve de lo habitual para tranquilidad de los presentes. Si dicho discurso comenzó rememorando las antiguas fiestas de primavera romanas en honor al Dios Baco, finalizó hablando del importante despegue de los vinos taiwaneses y de los recientes premios obtenidos por los mismos.

 

Con los primeros platos fuimos degustando el primer vino. Un excelente blanco fermentado en barrica de la bodega Celler Piñol elaborado 100% con garnacha blanca que otorga al caldo potencia, mineralidad y multitud de matices herbáceos y florales. En Nariz ofrece marcadas notas a frutas blancas maduras, melocotón, albaricoque y notas de especias en equilibrio perfecto con las notas ahumadas de la madera. En Boca es potente, sabroso, graso y aterciopelado.

 

El segundo vino degustado fue un tinto de Campo de Borja producido por Bodegas Aragonesas, elaborado con las mejores uvas de garnacha negra y que a la Vista muestra un color rojo cereza intenso con tonos rubí. De buena intensidad en Nariz, nos regala aromas de frutas rojas maduras junto a notas minerales y florales. En Boca destaca una elevada carga frutal, es sabroso y carnoso y perfectamente equilibrado, la sensación tanina es firme pero nada molesta.

 

Para acompañar a la carne, con la excepción de Giles, saboreamos el último de los vinos elegidos. Un rioja tinto Gran Reserva de la Bodega Cvne, uno de los mejores vinos de España desde 1920 que sólo se elabora cuando se producen cosechas excepcionales en Rioja y solo ha habido 5 añadas excepcionales en Rioja en los últimos 20 años. Se trata de un “coupage” elaborado con las variedades Tempranillo, Mazuelo y Graciano procedentes de viñas viejas cuya vendimia se realiza de forma manual y posteriormente se envejece 22 meses en barricas de roble francés y americano y 38 meses en botella. Este vino posee un precioso color rojo cereza picota. En Nariz presenta una gran complejidad aromática con alta intensidad, las primeras notas corresponden a recuerdos florales y más tarde aparecen notas que revelan su excepcional crianza en cuidada madera. En Boca se muestra carnoso, equilibrado y con una magnífica sabrosidad. El equilibrio perfecto entre los taninos más amables y una buena acidez aporta al vino una extraordinaria longitud.

 

La cata se desarrolló en un ambiente cordial y festivo como no puede ser de otra manera entre españoles, con una sobremesa endulzada con un soberbio licor de café hondureño, obsequio de nuestro Presidente y amigo Paco Pérez

 

!Gracias a Paco, Moisés y Daniel por la excelente y documentada presentación de los vinos elegidos!