Cuando un amigo se va…

El domingo, día 3 de diciembre, un tanto tarde por problemas a la hora de reservar el sitio, se realizó en nuestro querido restaurante Sabatini la segunda cata de este otoño. Como sustituto de Joan Camps, de visita en Okinawa con su hermana, se unió a nuestra ilustre ronda de catavinos Daniel García, veterano periodista y corresponsal, así como redactor del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán. En la próxima cata Daniel tomará el puesto de Markus Matthes, alemán de Valencia, quien tras más de 18 años en esta isla ha decidido volver a tierras hispanas a principios del 2018.

Como siempre, Paco Pérez dio un breve y entretenido discurso, en el cual dedicó unas cálidas palabras de despedida a Markus, miembro fundador del Club.

Después probamos por primera vez un vino de Nueva Zelanda, elaborado exclusivamente con la uva más representativa para el país, la sauvignon blanc: un Drylands 2014 de la región de Marlborough. Gustó mucho, sobre todo considerando su moderado precio.

Luego José Ramón Álvarez presentó un vino tinto con crianza de una de las más importantes bodegas españolas: Álvaro Palacios, hecho con cariñena, garnacha, cabernet sauvignon y syrah, de la denominación Priorato en Tarragona: un Camins del Priorat 2007. A pesar de su alto coste en Taiwán, también tuvo buena acogida.

A continuación se estrenó nuestro miembro Daniel Rodríguez, quien nos ofreció la oportunidad de probar un vino que su empresa distribuye en Taiwán: de las Bodegas Berceo, un Gonzalo de Berceo Gran Reserva 2006. Es una mezcla de las variedades mazuelo y graciano. Un vino rioja que no sorprende cuando se cata sino que asegura fidelidad a unos patrones de buqué y gusto esperados.

A la hora habitual terminó otro evento destacable en la historia de nuestro Club del Vino, que ya va por su sexto año.